Falsos mitos sobre Hipnosis

En la actualidad siguen existiendo mitos acerca de la hipnosis y lo que le puede ocurrir a una persona que pase por este tipo de trance. Muchos de estos mitos proceden de historias escritas, espectáculos, o del cine y la televisión.

 

  • La persona que pasa por la hipnosis pierde la conciencia. FALSO. El sujeto es consciente del proceso en todo momento.

 

  • La hipnosis es una forma de sueño. FALSO. Hay pacientes que durante la hipnosis se sienten como si se durmieran, pero son conscientes de lo que ocurre alrededor.

 

  • La hipnosis conlleva pérdida de la voluntad. FALSO. Una persona no puede pasar por un trance hipnótico en contra de la voluntad. La voluntad siempre se mantiene presente.

 

  • El hipnotizador puede controlar al sujeto. FALSO. Una persona hipnotizada nunca hace nada en contra de su voluntad.

 

  • Durante la hipnosis se puede recordar con exactitud todo lo que le ha sucedido en la vida. FALSO. Cuando se revive el pasado, a veces se inventa una historia o se fabula.

 

  • El paciente no recuerda lo ocurrido mientras estaba hipnotizado. FALSO. Casi siempre se recuerda todo lo que se ha hecho o dicho.

 

  • La hipnosis es una terapia. FALSO. La hipnosis está incluida en la terapia junto a la intervención psicológica. Es una herramienta, pero no una cura ni un tratamiento.

 

  • La hipnosis es peligrosa. FALSO. En manos de un especialista de la salud, no lo es. Hay que acudir a un profesional debidamente colegiado.

 

  • Hay que estar relajado para llevar a cabo la hipnosis. FALSO. La hipnosis es una relajación mental, por lo que no es imprescindible encontrarse relajado a nivel físico.

 

  • Si no se despierta al hipnotizado, puede quedar indefinidamente en trance. FALSO. Como ya se ha comentado, la voluntad no se pierde, por lo que uno puede salir del estado hipnótico cuando quiera.

 

  • Las personas hipnotizables son crédulas, mentalmente débiles o poco inteligentes. FALSO. En realidad es lo contrario, y cuanta mayor es la inteligencia más fácil es entrar en un estado hipnótico.